¿Cuándo llevar a tu hijo al psicólogo?

Captura de pantalla 2017-05-07 a la(s) 4.11.37 p.m.

Sabemos que ser madre o padre no es algo sencillo, de vez en cuando se presentan situaciones que un niño no puede superar solo y en las que los padres no cuentan con herramientas suficientes para ayudarlos, entonces surge la duda sobre si será necesario pedir ayuda.

 

¿Cuándo acudir al psicólogo? 
 

Existen determinadas señales que nos indican si nuestro hijo o hija necesita ayuda, es nuestra labor como padres proporcionársela y de ser necesario, buscar al profesional más adecuado.
 

Te recomendamos buscar ayuda si crees que algo no va bien, por ejemplo; si dudas que lo que ocurre a tu pequeño es parte de su etapa de crecimiento; si notas que su desarrollo se paraliza o que no avanza como debería; si tiene berrinches frecuentes e intensos o su carácter y su conducta parecen haber cambiado repentinamente después de algún acontecimiento vital reciente (cambio de escuela, cambio de domicilio, muerte de un familiar, divorcio o separación, etc) entre otros.

 

Te recomendamos acudir con un psicólogo(a) cuando notes:

 

  • Problemas de conducta.
  • Ira excesiva.
  • Berrinches intensos y frecuentes.
  • Agresividad verbal o física.
  • Timidez excesiva, retraimiento. 
  • Desinterés por las actividades que antes disfrutaba. 
  • Episodios de tristeza, llanto, depresión.
  • Cambios considerables en el apetito y en el estado de ánimo.
  • Enuresis / Encopresis: Dificultad para controlar los esfínteres luego de los 4 años.
  • Se queja de dolores estomacales, dolores de cabeza u otros síntomas físicos de manera muy frecuente.
  • Insomnio, pesadillas reiteradas, somnolencia excesiva.
  • Bajo rendimiento escolar. 
  • Inatención, hiperactividad, impulsividad.
  • Retrasos en el desarrollo del habla, del lenguaje o en el control de los esfínteres.


 

Cuando este tipo de conductas se mantienen en el tiempo o son demasiado intensas, lo más probable es que comiencen afectar más de un ámbito en la vida del niño, a saber, el escolar, el social o el familiar, y por consiguiente afecte en su salud mental.
 
 

Un psicólogo infantil puede ayudarte a despejar cualquier duda y hablar sobre los problemas que te preocupan relacionados con tu hijo. El psicólogo o psicóloga infantil explorará y evaluará la posible problemática que presente tu pequeño y te propondrán qué tipo de terapia, tratamiento o estrategias educativas seguir para resolver o mejorar la situación que están viviendo.
 
 

¡Te invitamos a que leas este artículo en donde te explicamos qué es la psicoterapia infantil! Sólo da clic aquí.

 

Martha Lorenia Monreal Quintana

Psicóloga en Centro Integral de Psicología.
Licenciada en Psicología, U de O.
Estudia Master en Terapias Contextuales, Instituto ACT.Ver perfil