¿Cómo será la terapia online con mi terapeuta?

Una pequeña guía para los clientes que empiezan a tener sus citas de manera virtual.

La situación actual de salud ha cambiado la forma en la que asistimos a terapia alrededor del mundo. Temporalmente suspendimos las visitas semanales al consultorio de nuestro psicólogo y las reemplazamos por una nueva forma de comunicación: la videoconferencia.

Para muchos, esta transición puede ser extraña… he escuchado muchos comentarios y preguntas como: “¿se sentirá lo mismo?”, “¿la relación cambiará?”, “¿qué pasa si no puedo manejar esta tecnología?”

Principalmente la pregunta más común es: “¿qué consejos o tips me darías para iniciar con la terapia online?”, este pequeño artículo es una respuesta a estas preguntas.


En términos de la relación con tu terapeuta, sí será diferente. No estará al alcance de tus manos y tampoco podrá acercarte la cajita de pañuelos cuando las lágrimas aparezcan. Sin embargo, seguirá estando ahí. Seguirá estando ahí para ti, escuchando cada palabra y teniendo en mente todo lo que ustedes dos han conversado.


Estos son algunos tips que pueden ayudar para tu primera experiencia de terapia online:


1. Anota tus preocupaciones o cualquier pregunta sobre esta nueva forma de trabajar.


Por ejemplo, si te preocupa no saber qué hacer si el internet o tu dispositivo no funcionan, tu terapeuta podrá darte opciones para solucionarlo.


2. Dile a tu terapeuta si piensas que tendrías problemas con la privacidad en tu sesión.


Para asegurar la confidencialidad pedimos a nuestros consultantes que busquen un lugar tranquilo con la menor cantidad de interrupciones, utilizar audífonos también puede ayudar.


3. Elige el lugar en el que verás a tu terapeuta.


Si puedes, encuentra un lugar cómodo y en el que te sientas seguro (a) y trata de tener todas tus sesiones ahí mismo. Quizás puedas agregar artículos relajantes como prender tu vela favorita y algunos pañuelos. Con el tiempo este espacio empezará a sentirse como un lugar seguro. No te preocupes si esta no es una opción para ti, cualquier lugar en el que tomes tu sesión será genial.


4. Ponte algo cómodo, ve por una bebida y algo en donde anotar.


Esto para justo antes de tu sesión, así podrás tomar notas si algo surge o hay algún dato que quisieras recordar.


5. Deja de hacer lo no-relacionado a la terapia 5 minutos antes de tu sesión.


Toma 5 minutos antes de tu sesión para respirar, estirarte, dejar atrás tu lista de pendientes y prepararte para tu terapia.


6. Toma un momento antes de regresar a tu rutina.


Justo después de tu sesión, toma 5 minutos para hacer una pausa y asentar el contenido de la terapia.


¡Eso es todo! La psicoterapia online se sentirá un poco distinto al consultorio de tu psicólogo, y eso es normal, también es normal estar un poco preocupado por ello. Después de tu sesión habla con él sobre cómo te sentiste y qué notaste. Al pasar las sesiones se irá sintiendo más normal y cómodo.

Te deseo mucha suerte en estos tiempos difíciles, espero que puedas continuar tu proceso de terapia de manera efectiva.

Osvaldo Muñoz Espinoza

Director y Psicólogo en Centro Integral de Psicología
Licenciado en Psicología Clínica, UNISON
Doctorante en Evaluación Educativa, UDLMVer perfil