Terapia Infantil: qué es y sus beneficios [con vídeo]


La terapia infantil o psicoterapia terapia infantil es un conjunto de técnicas y métodos usados para poder ayudar a niños y niñas que tienen problemas con sus emociones o conductas.


La terapia psicológica infantil tiene características que le distinguen de una terapia para adultos convencional, las más notorias son que 1) el juego es un elemento clave en la terapia, así como la 2) implicación de la familia en el proceso.


En Cideps Infantil, los y las terapeutas infantiles tienen la preparación adecuada y necesaria para interactuar con los pequeños mediante el juego, así como para capacitar y entrenar a padres en técnicas psicológicas que ayuden a influir en las conductas y emociones del niño en casa y otros escenarios. 


Como beneficios, a través de las terapias infantiles (normalmente basadas en el juego) el niño puede manifestar sus problemas o dificultades, afrontarles con guía del terapeuta, practicar las posibles soluciones y finalmente llegar a resolverlos.


De igual manera, los padres aprenden a analizar las situaciones donde los niños presentan dichos problemas o dificultades y aprenden a cómo intervenir con sus hijos de una manera cálida, amorosa y adecuada a su edad, ayudándoles a llevar una vida más adaptativa, sana y feliz.


Terapia infantil: ¿de qué otra manera se le conoce?

  1. Terapia para niños con autismo.
  2. Terapia para niños hiperactivos.
  3. Terapia para niños con ansiedad.
  4. Terapia para niños con problemas de aprendizaje.
  5. Terapia para niños agresivos.
  6. Terapia para niños con asperger.
  7. Terapia para niños abusados.
  8. Terapia para niños agresivos.
  9. En general terapia para niños con problemas de conducta.


¿Qué atiende un psicólogo infantil?


En términos generales, ayuda a los pequeños a expresar de forma adecuada sus emociones, les ayuda a alcanzar metas adecuadas para su edad y mejora su conducta en los contextos en los que se desenvuelve, como con la familia, con amigos, en casa o en la escuela, por dar sólo algunos ejemplos concretos: 

  1. Evaluaciones psicológicas
  2. Problemas de conducta (berrinche, inseguridades, agresividad, etc.)
  3. Problemas de aprendizaje
  4. Problemas de lenguaje
  5. Ansiedad infantil
  6. Depresión infantil
  7. TDAH
  8. Entrenamiento a padres
  9. Técnicas de modificación de conducta
  10. ¡y mucho más!


¡Te invitamos a que leas este artículo en donde te explicamos cuándo llevar a tu hijo al psicólogo! Sólo da clic aquí.

Martha Lorenia Monreal Quintana

Psicóloga en Centro Integral de Psicología.
Licenciada en Psicología, U de O.
Máster en Terapias Contextuales, Instituto ACT.Ver perfil