Pensamientos que se dan en los conflictos de pareja

Dentro de la terapia Cognitivo-Conductual como aproximación a la terapia de pareja se habla de «pensamientos» que pueden llegar a ser motivo de conflictos con la pareja, aunque actualmente existen otras aproximaciones más parsimoniosas y con un mejor análisis de las funciones del comportamiento dentro de una interacción de pareja, resulta interesante conocer desde esta perspectiva algunos pensamientos que parecen ser motivo de conflicto:

 

Atención selectiva:

 

Las parejas en conflicto solamente se fijan en las conductas negativas del otro y tienden a no ver o a disminuir la importancia de las conductas positivas.

 

Atribuciones:

 

La atribución del problema a determinadas causas se ve como un elemento necesario para su solución, pero si no se hacen las atribuciones correctas se asegura el conflicto. Por ejemplo cuando se discute se buscan culpables o se achacan los problemas a malas intenciones que nunca se pueden probar o a elementos que no se pueden cambiar como la propia personalidad.

 

Expectativas:

 

Si aparece una discrepancia entre lo que creen los esposos o parejas que debería ser el matrimonio o convivencia y lo que perciben que es, tanto en cualidad como en cantidad, los problemas están asegurados. Se plasma en frases como “Esto no tiene solución”. “Debería ser así”.

 

«Ideas irracionales»:

 

Algunas ideas, aunque normales, pueden ser un foco de conflictos ya que no son necesariamente universales. Algunas de estas ideas son:

 

  • Estar en desacuerdo es destructivo de la relación.
  • Los miembros de la pareja deben ser capaces de averiguar los deseos, pensamientos y emociones del otro.
  • Uno debe ser un compañero sexual perfecto del otro.
  • Los conflictos se deben a diferencias innatas asociadas al sexo.

Osvaldo Muñoz Espinoza

Director y Psicólogo en Centro Integral de Psicología
Licenciado en Psicología Clínica, UNISON
Doctorante en Evaluación Educativa, UDLMVer perfil